14 de marzo de 2012

Una visión compartida del presente y futuro

Este pasado fin de semana fit360 estuvo presente en la convención internacional ZaragozaFit'12 compartiendo conocimientos y experiencia con otros muchos colegas y profesionales del sector. Ha sido la primera presentación del sistema fit360 en un evento, en esta ocasión a través de un par de workshops: "fit360: Pre-habilitación vs. re-habilitación" y "fit360: Pliometría para todos". La experiencia ha sido muy positiva, tanto por la gran organización del evento, como por la buena acogida y participación de los asistentes. Recuerdo que no hace demasiado tiempo, estas grandes convenciones prácticamente solo llenaban las masterclasses, y eran pocos los que se perdían en los seminarios. Hoy en día, parece que esto está cambiando, y cada vez más son los profesionales que quieren, además de ideas prácticas para aplicar de inmediato, los conocimientos, las bases y el "porqué" de las cosas. ¡Esa es la única forma de avanzar! Como leí una vez (lo siento, no recuerdo de quién es la cita), "De aquí a unos años, serás la misma persona, excepto por los libros que hayas leído, y las personas que hayas conocido"...

Fuera del tiempo empleado en nuestras presentaciones, hemos podido asistir a las de otros compañeros y grandes profesionales, referentes en el sector, como Domingo Sánchez, Héctor García y Néstor Serra, entre otros. Siempre generosos en sus exposiciones, siempre dispuestos a regalar conocimientos, siempre apasionados, abiertos, receptivos y humildes... ¡un lujo y un placer escucharles!


Me gustaría destacar un aspecto: siendo ponencias distintas con enfoques diferentes, todos tuvimos un discurso similar en cuanto a nuestra lectura de las tendencias actuales y futuras en el campo del entrenamiento. Algunos puntos presentes en todas las ponencias fueron:

  • Ningún método o herramienta es único, inmejorable y de aplicación universal. Hemos de ser integradores, conocer esas herramientas (cuantas más, mejor) y aplicarlas en cada caso concreto con cada persona. 
  • Hay que volver a los básicos, los movimientos fundamentales, entendiendo qué significa realmente ese concepto de "entrenamiento funcional" (erróneamente identificado con la utilización de múltiples herramientas y elementos de inestabilidad), trabajando el cuerpo como una única unidad, pero sabiendo identificar (con palabras de Héctor) "aquellos músicos que desentonan en la orquesta para realizar un trabajo individualizado con ellos"...
  • En este sentido, debemos entender cómo realmente es nuestro cuerpo en funcionamiento, no desde el punto de vista anatómico descriptivo, si no en la relación y dependencia de sus partes, cómo afectan unas a otras, y cómo lidian con las dos fuerzas externas que siempre están presentes: la fuerza de la gravedad y las fuerzas reactivas del suelo.
  • Lo que actualmente ofrecemos en los gimnasios no acaba de "enganchar" a la población: muchos no tienen interés en venir a nuestros centros (pese a toda la información al respecto de los beneficios del ejercicio en la salud) y los que lo intentan, acaban dejándolo...
  • Debemos recuperar el factor de diversión de los entrenamientos, volver a jugar, disfrutar del movimiento, menos nombres "extraños" a las actividades y más claridad en los beneficios que aportarán al cliente...
  • La intensidad es clave para conseguir resultados, tanto wellness está dejando de lado el entrenamiento. Se recuperan aspectos de la condición física que relacionamos (¡error!) con una aplicación exclusiva al rendimiento deportivo: agilidad, velocidad, potencia, pliometría, etc... Eso sí, con las progresiones y en la dosis adecuada para cada persona.
  • Si queremos clientes fieles, duraderos, que valoren nuestro trabajo y que se comprometan con su programa para así lograr sus objetivos, ¡debemos educarlos! En contra de lo que muchos podamos pensar, las personas tienen interés en conocer cómo funciona sus cuerpos, el por qué de las cosas y en qué les va a ayudar aquello que les estamos proponiendo... Si no entienden el beneficio, ¿para qué seguir haciéndolo?

Esta es la visión del presente y futuro de nuestro sector por parte de algunos grandes profesionales y referentes en nuestro campo, y que identificamos plenamente con la filosofía fit360

Ahora solamente nos queda recorrer el camino. Aunque siempre es más fácil si sabes hacia dónde ir...