25 de junio de 2013

Falta de sueño, hambre y sexo



Cuando no duermen lo suficiente, las mujeres se sienten menos llenas y los hombres tienen más apetito, según un reciente número de la revista SLEEP. 27 hombres y mujeres con peso normal y de edades comprendidas entre 30 y 45 años, fueron estudiados en situaciones de falta de sueño (4 horas) y sueño habitual (9 horas). Después de una noche corta de sueño, se analizaron muestras de sangre en ayunas, que mostraron un aumento de los niveles de enzimas que estimulan el apetito en los hombres, mientras que los niveles de GLP-1 (un péptido similar al glucagón) cayeron entre las mujeres después del mediodía.

La duración del sueño no tuvo efecto en los niveles de insulina, glucosa o leptina. "Estos datos sugieren que que, en el contexto de balance energético negativo, la falta de sueño no deriva en un estado de mayor resistencia a la insulina, pero puede predisponer a comer más, aunque por mecanismos distintos entre hombres y mujeres", concluyeron los autores del estudio.

(Artículo traducido de IDEA Fitness Journal, Abril 2013 pág. 60)