19 de junio de 2013

Sprints cortos son buenos para la oxidación de las grasas





El entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT) es uno de los métodos de entrenamiento más de moda en la actualidad. Varios estudios han examinado sus efectos a largo plazo. Recientemente, algunos investigadores quieren conocer qué sucede con tras una única sesión de HIIT. 

El pequeño estudio, publicado en  Metabolism - Clinical and Experimental  (2013; 62 [2], 212-19) incluyó 10 hombres  con sobrepeso u obesidad, y con una media de edad de 26 años. "Este estudio quería investigar los efectos de una única sesión de series de sprints (SIT) y un único sprint extensivo (ES) sobre el trabajo total en biomarcadores de salud metabólica", explican los autores.

Durante una sesión, los sujetos participaron en uno de los tres protocolos: SIT, ES y no ejercicio (grupo control). El grupo SIT realizó 4 sprints máximos de 30", con 4'.30" de recuperación entre ellos. El grupo ES realizó un sprint máximo, alcanzando la misma cantidad de trabajo hecho por el primer grupo. Al día siguiente, los científicos tomaron muestras de sangre en ayunas, midieron la presión arterial y determinaron los índices de sensibilidad a la insulina de cada sujeto midiendo su tolerancia bucal a la glucosa.

Basándose en los datos, los autores concluyeron que "una única ES, que puede ser una alternativa más eficiente (en tiempo) que SIT, puede aumentar la la sensibilidad a la insulina y la oxidación de las grasas en hombres sedentarios con sobrepeso/obesidad". De todas formas, la oxidación de grasas fue más alta en el grupo SIT.

"(Índice de sensibilidad a la insulina) fue un 44,6% tras el ES que en el grupo control, pero no hubo diferencias significativas entre el SIT y el grupo control", explicaron los autores. "Sin embargo, al día siguiente la oxidación de las grasas en ayunas se había incrementado en un 63% y un 38% en SIT y ES respecto al grupo control, con una correspondiente reducción en la oxidación de carbohidratos".


(Artículo traducido de IDEA Fitness Journal, May 2013 pág.15)