4 de octubre de 2013

El entrenamiento Tabata muestra su eficacia



El entrenamiento Tabata - un protocolo en el que se realizan 20” de una actividad de lata intensidad seguidos de 10’’ de descanso hasta completar 4 minutos - puede ser considerado una de las primeras versiones de HIIT (Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad). Unos investigadores de la Universidad de Auburn en Montgomery, Alabama (EEUU) se han fijado recientemente en el método Tabata para verificar su eficacia.

Dirigido por Michele Olson, PhD, FACSM y profesor de ciencia del ejercicio de la universidad, el pequeño estudio utilizó a 15 individuos (12 mujeres y 3 hombres) a los que se les midió el gasto calórico antes, durante y 30’ después de un entrenamiento Tabata. Los resultados mostraron que los participantes gastaron unas 13,5 kcal por minuto. Olson también descubrió que 30’ después del entrenamiento, la tasa metabólica de cada individuo era del doble que antes de la sesión.

“Este particular tipo de entrenamiento interválico tiene un gran impacto en el metabolismo post-ejercicio, incluso a corto plazo”, explica Olson. “Se necesitaría unas cinco veces más de tiempo del típico ejercicio cardiovascular (como caminar a ritmo rápido durante 20’) para alcanzar el mismo gasto calórico que en un Tabata de cuatro minutos”.

¿Quieres introducir el método Tabata entre tus clientes? Olson nos da algunos consejos para conseguir una sesión segura y de éxito:

  • Asegúrate que todos hayan calentado correctamente
  • Utiliza ejercicios o actividades que impliquen grandes grupos musculares (correr, bicicleta estática o saltos, por ejemplo)
  • Ofrece alternativas para los alumnos menos en forma (p.e. sentadillas con el propio peso corporal o caminar rápido en cinta con inclinación)
  • Con los nuevos alumnos, empieza con 4 - 6 series y ves aumentando progresivamente hasta las 8.

El estudio fue presentado en la 60ª conferencia anual del American College of Sports Medicine y en la la 4ª anual World Conference on Exercise. Un abstract ha sido publicado en Medicine & Science in sports & Exercise (2013; 45[5],S421).


NOTA: Este artículo ha sido copiado y traducido de ”Tabata Training proves effective”, IDEA Fitness Journal, sep 2013, pág.15.