11 de enero de 2015

Estirar antes de correr no necesariamente previene de lesiones


Hacer estiramientos antes de salir a correr ni previene ni provoca lesiones, según un estudio presentado en 2011 Annual Meeting of the American of Orthopaedic Surgeons (AAOS)

Más de 70 millones de personas en todo el mundo corren por recreación o competición, y recientemente ha surgido el debate de si los corredores deberían hacer estiramientos antes de salir a correr o no. Este estudio incluyó a 2.729 personas que corrían al menos 16 km por semana, las cuales fueron divididas de forma aleatoria en dos grupos: Grupo de Estiramientos (1.369 personas) y Grupo No estiramientos (1.363 personas). Los corredores del Grupo de Estiramientos completaron una rutina de estiramientos de unos 3-5' justo antes de salir a correr y que se centraba en la musculatura del cuádriceps, isquiotibiales, gemelos y sóleos. 

El estudio encontró que hacer estiramientos antes de correr ni prevenía ni provocaba lesiones. De hecho, los factores con mayor influencia en el riesgo de lesiones incluían los siguientes:

  • Historia de lesiones previas, crónicas o aguda en los últimos cuatro meses,
  • BMI elevado (índice de masa corporal que relaciona el peso y la altura),
  • Cambiar la rutina previa a la carrera respecto a los estiramientos (los corredores que habitualmente estiran antes de correr que no estiraron, y los que no estiraban habitualmente que hicieron estiramientos durante el estudio).

"Yo mismo, como corredor, pensaba que estirar antes de correr prevenía de lesiones", dice Daniel Pereles, MD, autor del estudio y cirujano ortopédico en Montgomery Orthopedics, a las afueras de Washington DC, (EEUU). "De todas formas, vimos que el riesgo para hombres y mujeres era el mismo, independientemente de que corrieran más o menos distancia, y del grupo de edad. Aunque, a mayor kilometraje y a mayor peso del corredor, más probabilidades tenía de sufrir una lesión, y un historial de lesión previa en los últimos cuatro meses todavía aumentaba más ese riesgo", añade.

Los corredores que normalmente hacen estiramientos como parte de su rutina previa a correr y fueron seleccionados para el grupo de No Estiramientos durante el periodo del estudio vieron incrementado considerablemente el riesgo de lesión. "Aunque todos los corredores que cambiaron sus rutinas vieron aumentado ese riesgo respecto a los que no cambiaron sus hábitos previos a la carrera, el grupo que dejó de hacer estiramientos reportó más lesiones, lo que apunta que un cambio repentino en los hábitos parece tener más importancia que el hábito en sí mismo", añade.

Las lesiones reportadas más frecuentes fueron tirones musculares, molestias de pies y tobillos, y lesiones en las rodillas. No hubo ninguna diferencia significativa en las tasas de lesión de los corredores que estiraron y los que no respecto a la zona de las lesiones o al diagnóstico". 

American Academy of Orthopaedic Surgeons (20 febrero 2011), "Stretching before a run does not necessarily prevent injury, study finds".