31 de agosto de 2015

Yoga para un corazón sano


La práctica regular de yoga podría reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en la misma medida que el caminar o ir en bicicleta, según una reciente revisión de estudios del European Journal of Preventive Cardiology (2014; doi: 10.1177/2047487314562741). Investigadores de la Universidad de Harvard, en Boston (EEUU), y del Erasmus University Medical Center, en Rotterdam, Holanda, realizaron una revisión de 37 estudios realizados con un total de 2,768 sujetos.

La revisión de los resultados mostró que aquellos que practicaban yoga habitualmente veían una mejora significativa en cada uno de los factores primarios de riesgo de enfermedad cardiovascular - presión arterial, índice d masa corporal y niveles de colesterol LDL y HDL. El único factor de riesgo que no sufría alteración por la práctica del yoga era el nivel de azúcar. Además, el yoga proporciona beneficios significativos para aquellos que lo practican conjuntamente con un tratamiento específico para alguna de las condiciones, como la hipertensión arterial.

Myriam Hunink, PhD, autora senior del estudio del Erasmus University Medical Center, explicó en el comunicado de la European Society of Cardiology, “Aunque la evidencia sobre los efectos beneficiosos del yoga sobre la salud cardiovascular está creciendo, la explicación fisiológica de ese efecto no está todavía clara. Tampoco están claros la relación dosis - respuesta ni los relativos costes y beneficios del yoga en comparación con el otras formas de ejercicio físico o la medicación. En cualquier caso, estos resultados indican que el yoga es potencialmente muy útil... y  merece la pena como práctica que mejora el riesgo de enfermedad cardiovascular". 

Artículo copiado y traducido de IDEA Fitness Journal, Vol 12, Issue 5. Artículo original: "Yoga and heart health", Shirley Archer